El uso de criptomonedas en la industria del sexo

El uso de criptomonedas en la industria del sexo

El uso de criptomonedas en la industria del sexo

La industria del sexo es una de las más rentables del mundo, y lo es gracias a que a lo largo de los años ha sabido adaptarse a los tiempos y tratado de maximizar todas las posibilidades del mercado. Una vez más, nos sorprende con su rápida aceptación de las criptomonedas. Una empresa de acompañantes de Gran Bretaña está aceptando bitcoins para que los clientes no sean descubrietos por sus parejas.

En la Agencia de escorts Le privee, pero sí que se ha demostrado una clara voluntad de hacer todo lo posible para que los hombres sientan la total seguridad y confianza de que no va a haber ningún tipo de consecuencia negativa por el hecho de contratar chicas de compañía. Volviendo a la empresa británica, se ha convertido en la primera agencia en tomar criptomoneda a cambio de servicios sexuales a medida que la revolución llega a la industria del sexo.

Bitcoin y sexo: la combinación perfecta

La firma les dice a los clientes que con bitcoin tienen que pagar por adelantado antes de concertar una cita con una chica de compañía. Dijeron:”Estamos encantados de anunciar que somos la primera agencia de escorts de Londres que acepta bitcoin como método de pago para nuestros escorts. Hemos tomado esta decisión sobre nuestro deseo de adaptarnos a los tiempos que corren, ya que siempre nos hemos dedicado a revolucionar la forma en que la gente reserva acompañantes de Londres.”

Las criptomonedas están creciendo en popularidad y, como se puede comprobar, son muchos los sectores que han dejado de mirar con recelo este método de pago, que sin ninguna duda irá cobrando mayor importancia en los próximos años. “Creemos que aceptar los pagos de bitcoin es una nueva característica que permitirá a nuestros clientes pagar por nuestros servicios de compañía para adultos de la manera más discreta y segura posible”.

Esta agencia acepta la criptomoneda en una dirección proporcionada durante la reserva, y una recepcionista llama diez minutos más tarde para confirmar que ha sido aceptada. Se trata de un sistema simple y seguro para facilitar el pago, de modo que el cliente se siente totalmente tranquilo a la hora de contratar los servicios de una escort. Otras empresas están siguiendo el ejemplo, en lo que se presenta como una auténtica revolución en la industria del sexo.

Bitcoin tiene un valor diez mayor de lo que valía en enero de 2017, pero los expertos creen que la burbuja está lista para estallar. La volatilidad de las criptomonedas se asemeja a la de los activos bursátiles, y aún no se han establecido una serie de parámetros claros que permitan hacer previsiones, pero lo que está claro es que su aplicación al mundo cotidiano está cada vez más arraigada.

control