Lucir una sonrisa perfecta gracias a la estética dental

Lucir una sonrisa perfecta gracias a la estética dental

Lucir una sonrisa perfecta gracias a la estética dental

El deber como odontólogos obliga a aceptar grandes responsabilidades, entre las que destaca el interés por el arte en general, especialmente el referido a la cara humana. Porque todo cuanto se haga puede producir armonía o desequilibrio, perfección o deterioro, belleza o fealdad debe tenerse en cuenta. Por eso, la estética de la cara merece recibir una atención prioritaria en Estudi Dental Barcelona si se desea prestar un servicio óptimo a los pacientes de las clínicas dentales.

Partiendo de esta gran premisa, el gran reto del investigador es encontrar qué variable o conjunto de variables rigen la belleza facial, si esas variables son inteligibles y cuantificables y, si es así, encontrar la ‘clave matemática’ que nos permita modificar o corregir las deformidades estéticas. Por eso, existe un trabajo de investigación sobre la relación existente entre la estética facial y las medidas cefalométricas que se usan en odontología. Tres de las 9 variables estudiadas tienden a definir la estética final de la cara y del perfil facial por encima de cualquier de las otras. Habrá que investigar más por ese camino para contar con conclusiones definitivas.

Uso de carillas dentales

Las carillas dentales o carillas estéticas son unas pequeñas láminas que se enganchan a la parte más externa de los dientes mediante un cemento o resina especial que las fija firmemente. Es una cosa así como una bonita “pegatina frontal” que mejora la imagen de la dentadura, y pueden colocarse tanto en dientes superiores como dientes inferiores. Cuando una persona se coloca carillas dentales, estas revisten sus dientes originales y por lo tanto dejan a la vista una sonrisa mucho más atractiva, mostrando las típicas dentaduras “perfectas” que tanto nos llaman la atención de las estrellas de cine, modelos, etc. Las carillas dentales son por lo tanto un tratamiento principalmente estético que consigue que las personas puedan literalmente construirse la dentadura que deseen ya sea por necesidad (dientes amarillos, roturas por golpes, desviaciones antiestéticas) o por el simple hecho de querer lucir una sonrisa más bonita.

Dentro de los materiales utilizados en estética dental, el composite destaca entre las técnicas complejas de estratificación o por capas. Permite emular con gran precisión los dientes naturales, prácticamente calcando su color, translucidez, opacidad o textura sin necesidad de rebajar los dientes para su modelaje. Y no solo eso, el composite también es un material que puede variarse después de utilizarse en la boca, dando la posibilidad de introducir cambios en la forma y el volumen de los dientes. Eso contrasta con las carillas de cerámica, que ya no pueden variar una vez implantadas en la boca.

No cabe duda de que la importancia de la estética dental ha ganado enteros en los últimos años y son muchas personas las que se someten a tratamiento para mejorar este aspecto de la vida.

control

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *