¿Qué consecuencias psicológicas tiene el mobbing o acoso laboral?

¿Qué consecuencias psicológicas tiene el mobbing o acoso laboral?

¿Qué consecuencias psicológicas tiene el mobbing o acoso laboral?

Si eres una de las personas que considera indeseable algún “compañero” o conocido en el trabajo, de seguro que has sufrido las consecuencias del mobbing, o lo que se conoce como el acaso laboral. El mobbing es conocido como el bullyng laboral y sucede cuando el mismo es desarrollado en el campo laboral. No es un tema menor porque los efectos del acoso laboral pueden ser muy graves, así que esta actitud debe ser denunciada sin contemplaciones.

El acoso no se trata sólo de sentirse presionado por una persona en especifico, sino también el menosprecio de alguna de ellas puede incluir las consecuencias psicológicas de esta nefasta condición. Para conocer los efectos negativos que acarrea el mobbing, es importante saber las causas del mismo. Si quieres saber cuáles son, sigue leyendo el artículo.

Causas del mobbing

Aunque las causas del mobbing no están bien definidas, se puede decir que estos factores se deben al mismo comportamiento con el que se desenvuelven en el ámbito laboral. El que un compañero tenga una actitud dócil y que a su vez tenga poder nulo en la compañía en donde se encuentra laborando, es probable que sea víctima del bullying por parte de uno o varios compañeros de trabajo.

Otra de las causas es la actitud del acosador. Este puede prácticamente “enamorarse” de una actitud de algún compañero en concreto, por muy correcta o incorrecta que parezca en el entorno laboral. También el lugar da las condiciones adecuadas para que dos personas tengan este conflicto.

Consecuencias piscológicas del mobbing

  • Pérdida del nivel de habilidades laborales: el estar angustiado por otros asuntos en el mismo entorno laboral, le harán perder la concentración por todas las cosas que se deben realizar en el mismo.

  • Aislamiento de demás compañeros de trabajo. En mayoría de los casos de mobbing se da el aislamiento por parte del acosado con su entorno de trabajo. Esto hace que no pueda recibir ayuda por el resto de sus compañeros a falta de confianza.

  • Ansiedad y estrés: finalmente, cuando el opresor se ve totalmente desconcentrado y aislado, presenta un cuadro de estrés que puede acabar con su paciencia y talento para desarrollarse o desenvolverse en el área laboral.

  • Depresión: la autoestima se ve afectada por la falta de confianza en sí mismo.

  • Insomnio: un cuadro de estrés puede generar insomnio.

Además de consecuencias psicológicas, estos efectos que afectan la mente del individuo, pueden también influir en cómo se siente físicamente, causando en ocasiones dolores musculares, problemas respiratorios, como la sensación de ahogo, sofocos y otros.

Como evitar el mobbing

La mejor manera de evitar el acoso laboral es ignorando al opresor. Sin embargo, también se puede combatir al opresor con una cucharada de su propia medicina. Recuerda que es una persona al igual que tu y no debe influir nada de lo que hace o dice hacia ti sobre tus pensamientos.

control